miércoles, 6 de junio de 2012

Un vertido mata decenas de truchas en Bertamiráns


i. ramis
ames / la voz  04 de junio de 2012 05:00 GMT
Valoración Con: ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.


Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) se desplazaron ayer a Bertamiráns para recoger ejemplares de truchas muertas, así como de las aguas del río dos Pasos, que atraviesa la localidad.
El aviso lo dio por la mañana un vecino que, además, es pescador, y que se sorprendió cuando acudió al cauce y se encontró los primeros ejemplares de los salmónidos flotando en el río. Lo que había visto era solo el principio, ya que siguiendo el curso fluvial se podían observar numerosas truchas muertas, y siguieron apareciendo más durante la tarde. En principio, en las aguas no se apreciaba ninguna irisación u olor que hiciera pensar en algún tipo de combustible. Serán los análisis los que deberán determinar la clase de sustancia que mató a las truchas y seguir su rastro para dar con los responsables. Desde Ames Novo, la concejala Pilar Candocia se interesó por lo ocurrido, un hecho que no es la primera vez que se produce en el río dos Pasos.
Llueve sobre mojado
A finales del año pasado, los pescadores de los municipios de Brión y Padrón protestaron por las condiciones que presentaba el cauce del Sar, río en el que desemboca el cauce fluvial que ahora se ve afectado a su paso por el término municipal de Ames. El 6 de octubre, los vecinos fotografiaron una gran cantidad de truchas y escalos en el Sar, que bajaba completamente lleno de espuma. La Consellería de Medio Ambiente aseguraba entonces que no se trataba de un vertido puntual de una empresa, sino que localizaba el foco de contaminación en la depuradora de aguas residuales de Silvouta, en Santiago.
En otoño del año pasado al problema se añadía las pocas lluvias registradas, lo que incidió en un caudal muy bajo y una mayor concentración de sustancias tóxicas para los peces en el agua.
El colectivo de pescadores lleva tiempo reclamando medidas urgentes e inmediatas para evitar más contaminación, tanto en el Sar como en sus afluentes. También creen que la solución para la depuradora de Silvouta se está retrasando demasiado y, no obstante, están convencidos de que cuando el problema esté resuelto el foco de contaminación se trasladará a otros puntos habitados, y señalan concretamente a la depuración de aguas de Bertamiráns.
No obstante, los agentes del Seprona están trabajando para tratar de localizar el vertido de ayer y buscar a los posibles responsables.


Agentes del Seprona se desplazaron aa Bertamiráns para recoger ejemplares de truchas muertas, así como de las aguas del río dos Pasos, que atraviesa la localidad.